NOTICIAS
  • Date: 22 Mar 2013
  • Author:
scale

En agosto del 2012, cuando el Ministerio de Sanidad dio a conocer el listado definitivo de los 417 medicamentos que dejarían de tener financiación pública a partir del 1 de septiembre, médicos y farmacéuticos levantaron la voz de alarma. Al no estar sometidos a los precios de referencia impuestos por la Administración, estos fármacos podrían subir su precio de forma libre. No ha habido que esperar mucho para que los vaticinios de los expertos se cumpliesen. A los seis meses de la desfinanciación de estos medicamentos, algunos han aumentado su precio un 117 %. El caso más llamativo es el del Daflon, un fármaco para la insuficiencia venosa crónica, es decir, para mejorar la circulación sanguínea, que no se acercaba a los nueve euros y ahora cuesta 19,55.

Pero el incremento es evidente. El Voltaren Emulgel, para aliviar el dolor y la inflamación, y un medicamento muy demandado, incrementó su precio más de un 30 %. Otros como Viscofresh, un colirio para los ojos, más de un 16 %. Los pacientes no solo deben pagarlos íntegros, cuando antes abonaban entre un 10 y un 60 % en función de su renta al estar dentro de la financiación pública, sino que pagan más. La conclusión es que no se retiran de la farmacia. En las boticas consultadas explican que mientras en un mes se dispensaban 25 unidades de Daflon, ahora son siete, una proporción que se mantiene en el caso del Voltaren.

Los presidentes de los colegios farmacéuticos insisten en que los pacientes no retiran los medicamentos que han sido excluidos de la financiación, por lo que los médicos ya no los prescriben, pese a que Sanidade ha insistido varias veces en que no tiene constancia de que los usuarios dejen de llevarse fármacos por motivos económicos. Vicente Álvarez, del colegio ourensano, asegura que «es un hecho objetivo que la gente no se lleva toda la medicación», mientras que la presidenta del colegio lucense, Ana Prieto, mantiene que «se ha puesto una nueva barrera al acceso al medicamento, que perjudica a los más desfavorecidos económicamente». Otra de las reivindicaciones es que este ahorro «revierta realmente en sanidad».

Medicamentos a 39 céntimos

Mientras los fármacos no financiados suben su precio, los sometidos a los precios de referencia bajan hasta niveles cuestionados por los profesionales de la farmacia. En la orden que ayer aprobó el Consejo Interterritorial de Salud aparecen fármacos con un precio de referencia de 39 céntimos, es decir, que solo se financian los que no superen esta cifra. Vicente Álvarez, del colegio ourensano, asegura que «la gente va a desconfiar de esos fármacos, porque da mucho que pensar un medicamento de 39 céntimos». En total, 11.000 presentaciones bajan sus precios a partir del mes de mayo, con un ahorro en todo el Estado de unos 400 millones.

Venta por Internet

Finalmente, el Consejo Interterritorial abordó un real decreto para regular la venta de fármacos no sujetos a receta por Internet, algo que no convence tampoco a los farmacéuticos y que el Gobierno defiende para evitar el fraude y la falsificación.


Warning: require_once(/homepages/6/d419627521/htdocs/galizen/wp-content/themes/wpheal/footer.php) [function.require-once]: failed to open stream: Permission denied in /homepages/6/d419627521/htdocs/galizen/wp-includes/template.php on line 407

Fatal error: require_once() [function.require]: Failed opening required '/homepages/6/d419627521/htdocs/galizen/wp-content/themes/wpheal/footer.php' (include_path='.:/usr/lib/php5.2:/homepages/6/d419627521/htdocs/galizen/wp-content/plugins/updraftplus/includes/phpseclib') in /homepages/6/d419627521/htdocs/galizen/wp-includes/template.php on line 407